Caravasarde cultura y ciencias sociales

/ Blog de CICEES /

Fantasmas en Gijón

Los uruguayos Mario Delgado Aparaín y Milton Fornaro y los portugueses Ivo Machado, Paula Campos, Manuel Jorge Marmelo y Manuela Costa Ribeiro pudieron sobreponerse a las impresiones y sensaciones de aquella fatídica velada, de omnipresente recuerdo en sus vidas. El predominio y confusión de ambas lenguas (portugués y español) en las conversaciones de aquellas horas suponía obligada recurrencia para ordenar sus experiencias destinadas a lectores de amplio espectro. Les dejamos con las ganas de conocer qué coño pintan en Cimadevilla, la madre de todas las batallas gijonesas, el corazón de nuestra esencia playa, unas apariciones tan reales como sugerentes, tras escuchar atentamente la sobrecogedora sucesión de acontecimientos, eso sí, contrastada con la verdadera figura central del asunto, Silvia, mujer de armas tomar, a la que los aludidos escritores definen con especial cariño.
MIGUEL ÁNGEL ÁLVAREZ ARECES: «Fantasmas en Gijón»; «Fantasmas em Gijón». MILTON FORNARO, «Querida Manuela dos puntos»; «Cara Manuela dois pontos». MANUEL JORGE MARMELO, «El niño fantasma de la calle Rosario»; «O fantasma-menino da calle Rosario». MARIO DELGADO APARAÍN, «Un hombre azul e infinitamente triste»; «Um homem azul e infinitamente triste». MANUELA COSTA RIBEIRO, «Milton Interrogación»; «Milton Interrogaçâo». IVO MACHADO, «Y así ardió Gijón»; «E assim ardeu Gijón». PAULA CAMPOS, «Y había princesas y piratas en Gijón», «E havia princesas e piratas em Gijón».

Está disponible para su compra en el siguiente enlace: