Caravasarde cultura y ciencias sociales

/ Blog de CICEES /

Viernes

31

Octubre 2014

0

COMENTARIOS

Los editores del espacio iberoamericano debaten en Madrid y proponen ideas y actuaciones cara a la difusión de la cultura, el conocimiento y la educación

Escrito por / Publicado en Noticias

A finales de septiembre se celebró en Madrid un encuentro de editores iberoamericanos, creemos interesante conocer las  conclusiones y recomendaciones del mismo, cuya clausura estuvo a cargo del director del CERLALC entidad protagonista del evento.

Encuentro_Editores_Iberoamericanos-364x213

1. Los editores del espacio iberoamericanos han contribuido, y siguen contribuyendo de forma importante, a la difusión de la cultura, el conocimiento y la educación de los ciudadanos de los países de lengua española y portuguesa. La intermediación de los editores entre autores y lectores es una tarea profesional que merece un reconocimiento social y económico no siempre valorado en relación con su contribución social, especialmente en una era digital donde el valor añadido que aportan resulta más relevante.

2. La industria editorial en español y portugués es una de las industrias creativas más importantes, aportando cultura y conocimiento, y generando, al mismo tiempo, valor económico y social en forma de empleo.

3. La transición digital ofrece nuevas oportunidades para el desarrollo de la industria y para la educación y la cultura de millones de ciudadanos del espacio lingüístico del español y portugués.

4. Es necesario crear lectores, responsabilidad no solo de los editores, sino también de las instituciones públicas que, a través de planes del fomento de la lectura y creación de bibliotecas, pueden contribuir a la creación de ciudadanos mejor formados. Algo especialmente necesario en zonas geográficas de difícil acceso a la cultura.

5. El desarrollo de la industria editorial está fuertemente amenazado en los países de lengua española y portuguesa. Se trata de unos mercados con altos índices de piratería, un hábito de consumo que, además de causar perjuicio económico, inhibe la compra de libros.

6. Los editores iberoamericanos mantienen un compromiso con el rigor y la calidad de los libros que publican y desean expresar su voluntad de contribuir a la diversidad cultural en una era de globalización de contenidos, independientemente del formato físico o digital en que estos sean presentados. La transformación del papel del libro en la sociedad requiere una respuesta tanto de los propios editores como de las instituciones públicas para situar al libro, físico o digital, como bien cultural, y no solo como bien de consumo.

7. La edición independiente es la generadora más importante de proyectos editoriales innovadores, de energía creativa, de cambio social a través del libro y de proyectos culturales a largo plazo.

8. La librería es quizás el eslabón más débil de la cadena de valor del libro, y de ella depende en buena medida el acceso de los ciudadanos a los libros. La desaparición de las librerías supone una pérdida de contacto de los lectores con los libros que requiere una respuesta ágil de las administraciones en este momento de cambio de hábitos en el consumo de bienes culturales.

Recomendaciones

1. Promover desde los medios de comunicación e instituciones públicas respeto a la figura del editor, como agente de difusión de educación y cultura.

2. Promover desde los medios de comunicación y desde las instituciones públicas el respeto al libro como objeto de transmisión de conocimiento y de cultura, además de como objeto de consumo.

3. Actualizar y hacer cumplir las leyes de propiedad intelectual en cada país y en el conjunto del espacio cultural iberoamericano para poder garantizar el respeto a la propiedad intelectual y para preservar los intereses de los creadores.

4. Articular políticas públicas que ayuden a los ciudadanos a comprender la importancia del conocimiento y la cultura para el desarrollo social, y del libro en particular, en un momento de desmaterialización del libro, promoviendo planes para la formación de lectores en un momento de transformación de los hábitos de lectura.

5. Desarrollar desde las administraciones públicas la capacitación docente para lograr una educación de los ciudadanos centrada en el libro.

6. Desarrollar desde las administraciones públicas medidas de apoyo a las editoriales independientes como fuente de creatividad, considerándolas como germen de desarrollo económico y social y como factor esencial para la diversidad cultural.

7. Desarrollar desde las administraciones públicas medidas de apoyo a las librerías y a la circulación digital del libro que fomenten y aseguren el acceso de los lectores a los libros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *